Origen

Cal Ros es una antigua casa de payés original de 1887 ubicada en el barrio de San Pol, el corazón de S'Agaró.

La casa fue construida por Juan Padrosa a finales de siglo XIX. La familia Padrosa nos dedicábamos, principalmente, a la explotación agrícola con la cría de ganado y el cultivo de los campos. Todos los productos cultivados se vendían, inicialmente, en un puesto del mercado de San Feliu de Guixols y, más adelante, en la propia masía a empresarios locales y la gente que empezaba a veranear por la zona.

A finales del siglo XX, cuando la Costa Brava se convirtió en un atractivo destino turístico, los abuelos, Luis y Luisa, se replantearon su situación y, entonces, el negocio familiar, lentamente, cambió. La explotación agrícola fue pasando a un segundo plano, donde el cultivo de los campos era sólo para uso propio y las zonas destinadas a la cría de ganado se empezaron a reformar para ofrecer alojamiento a turistas durante la época estival.

Actualmente, en pleno siglo XXI, la quinta generación nos hemos propuesto abrir las puertas de la masía con más fuerza y de una manera mucho más sentida. Con el objetivo de preservar durante muchos más años la finca, su nombre, su historia y los valores transmitidos generación tras generación, hemos realizado una profunda y completa restauración de la casa y de todo su entorno, que nos gustaría compartir con los nuestros clientes.